Atención: No pise la grama

by Amira Saim

No Pise La Grama tiene esa imagen de marca seria. Es de las primeras que ha tenido una tienda fuera de un centro comercial, ha sido constante con su producción y su nombre suena cada vez más.

Es por eso que al anunciarse la presentación de su última colección no podía esperarse más que mucha anticipación y expectativa de parte de los que seguimos la moda aquí, allá y en cualquier lado del mundo.

Tuve la oportunidad de ver el lookbook antes de ver el desfile y la sorpresa fue bastante grata. Al verlo confirmaba en mi cabeza, “Sí, ésta es una marca seria, qué bueno”. Las fotografías de Anibal Mestre fueron impecables y los diseños de Daniela Panaro, femeninos y sensuales. El lookbook fue un buen preambulo.

La invitación era para el miércoles 26 de octubre a las 8 pm en Le Club con la promesa de que sería un desfile al mejor estilo Givenchy (Haute couture). Todo muy bien hasta ahí, Le Club parecía ser una elección acertada por ese aura de party girl setentosa que tenía la colección y la propuesta de que fuese  una presentación más que un desfile también sonaba atractiva.

Lamentablemente, esta parte de la historia no satisfizo las expectativas. El desfile comenzó dos horas tarde, el lugar quedó pequeño para la cantidad de gente que asistió esa noche y la pasarela no era lo suficientemente extensa para que las modelos se vieran cómodas. Pero la colección hizo lo suyo, sin duda se hizo notar y eso, al final, es lo más importante.

Son errores de producción que pueden pasar y que seguramente corregirán en próximas oportunidades. A ver, si se rompen las sillas en el desfile de Balenciaga, cualquier cosa es posible. Eso sí, que no vuelva a pasar. No podemos quedarnos en buenas intenciones.

Ya dejando a un lado los inconvenientes, la colección salvó la noche. Lentejuelas, plumas, espaldas descubiertas y los zapatos de Andrea Gómez. Todo gustó. Todo provocaba. Es una colección para buscarse cualquier excusa e irse de fiesta vestida de No Pise La Grama. Entre los looks ganadores podría destacar aquel de la falda de lentejuelas doradas, perfecto para el día y la noche, el vestido de lentejuelas moradas que llevaba Alegría Beracasa  y, por supuesto, ese vestido plisado, color piel que estoy segura será el best seller de la colección.

Como toda una profesional, Daniel Panaro ofreció sus disculpas por los inconvenientes días después y la idea de que No Pise La Grama es una marca muy seria quedó reafirmada.

Pero atención, porque el año que viene estaremos más expectantes.

Aquí algunas fotos de la colección Spring 2012 de No Pise La Grama.

Y aquí unas de la presentación que me gustaron mucho. Fotos de Alexandru Lungu, quien llamó a esa noche “La noche de las avestruces” Enjoy!

This slideshow requires JavaScript.

Para ver el resto de la colección visiten: www.nopiselagrama.com

About these ads